Buscador

sábado, 20 de enero de 2018

El lobo ibérico

Hoy voy a hablar de un animal mamífero carnívoro sumamente inteligente, lo que ha hecho que el ser humano le admire y tenga miedo en partes iguales; me refiero al lobo (Canis lupus Linnaeus, 1753)

La familia Canidae o como vulgarmente se les conoce, los cánidos, abarca a lobos, perros, chacales, coyotes, cuones, dingos, licaones y zorros; animales todos ellos digitígrados, de hocico mas o menos largo y fino, y cuerpo esbelto.Estos mamíferos aparecieron durante el Eoceno medio-superior de Norteamérica y se extendieron al Viejo Mundo ena el Mioceno superior o el Plioceno inferior. Se clasifican en tres subfamilias, dos de las cuales (subfamilia Borophaginae y subfamilia Hesperocyoninae) estan extintas. La subfamilia restante, Caninae se clasifica en dos tribus:

  • Tribu Caniini que incluye perros, lobos, chacales, licaones y cúones entre otros
  • Tribu Vulpini que inclye a los zoros

quedando como Incertae sedis el Género Nyctereutes con la Especie Nyctereutes procyonoides vulgarmente conocido como perro mapache o tanuki.

La Tribu Canini se subdivide en los siguientes géneros:

  • Género Canis
  • Género Atelocynus
  • Género Cerdocyon
  • Género Chrysocyon
  • Género Lycalopex
  • Género Speothos
  • Género Lycaon
  • Género Cuon
  • Género Cynotherium †
  • Género Dusicyon †

El género Canis, que es el que a nosotros nos interesa en este momento, incluye los perros, lobos, chacales, coyotes y dingos. Las especies de Canis muestran una gran variedad de tamaños y no son infrecuentes los cruces cuando la fisonomía lo permite, lo que ha complicado considerablemente el establecimiento de las relaciones genéticas de las distintas especies.

La palabra Canis deriva del latín "canis, -is" que significa perro.

Este género se clasifica de la siguiente manera:

  • Canis adustus - chacal rayado
  • Canis anthus - lobo africano
  • Canis aureus - chacal común, chacal dorado o chacal moro
  • Canis dirus † - lobo gigante
  • Canis latrans - coyote
  • Canis lupus - lobo gris
  • Canis rufus - lobo rojo (para algunos subespecie de Canis lupus)
  • Canis himalayensis - lobo del Himalaya
  • Canis simensis - chacal del Semién, lobo abisinio, lobo etíope o caberú
  • Canis mesomelas - chacal común, chacal de lomo negro o chacal de gualdrapa

Hablemos ahora de los lobos: Canis lupus.

La palabra Lupus: deriva del latín "lupus, i" que significa lobo.

Los lobos son los cánidos con la distribución más amplia. Habitan en toda Eurasia y América del Norte y han sido introducidos en Australia. Su hábitat varía desde los témpanos de hielo de Groenlandia a los desiertos de Arabia o las selvas de la India. Se halla en una gran cantidad de ecosistemas, pudiendo vivir en bosques, montañas, tundras, taigas y praderas.

La coloración del pelaje de los lobos es bastante variable yendo del gris al gris marrón, pasando por el espectro del blanco, rojo, marrón y negro. Estos colores tienden a mezclarse en muchas poblaciones para formar individuos predominantemente mezclados, aunque no es infrecuente que un individuo o una población entera sea de un mismo color, en ocasiones correspondiendo con el ambiente en el que esa población se desenvuelve. El pelaje tiene dos capas, la primera está adaptada para repeler el agua y la suciedad y la segunda es un denso subpelaje resistente al agua que aísla al lobo y es usualmente de color gris sin tener en cuenta la apariencia del pelaje exterior. Poseen una glándula odorífica en la base de la cola que le confiere a cada individuo un rastro aromático único y les sirve para poder identificarse entre ellos.

El peso y tamaño del lobo también puede variar considerablemente a lo largo del mundo y tiende a incrementarse proporcionalmente con la latitud (regla de Bergmann). Las hembras en una población dada pesan alrededor de un 20 % menos que los machos. Los lobos pueden medir entre 1,3 a 2 metros desde el hocico hasta la punta de la cola, siendo esta aproximadamente un cuarto de la longitud total del cuerpo.

Su estrecho pecho y su potente espalda y patas facilitan una locomoción eficiente siendo capaces de correr a una velocidad de 10 km/h, pudiendo alcanzar velocidades punta de 65 km/h en una persecución. Son digitígrados y cuentan con patas traseras más largas y un quinto dedo vestigial en las delanteras. Sus garras son oscura/negra y no retráctiles. Tienen una pequeña membrana interdigital que les permite moverse por la nieve con más facilidad que a sus presas. Vasos sanguíneos especiales evitan el enfriamiento de las almohadillas de las patas.

Su cráneo tiene un ángulo orbital más pequeño que los perros y una mayor capacidad cerebral, siendo la bóveda craneana un 20 % más grande. El maxilar superior tiene seis incisivos, dos caninos, ocho premolares y cuatro molares y el maxilar inferior tiene seis incisivos, dos caninos, ocho premolares y seis molares. Los cuatro premolares superiores y los primeros molares inferiores constituyen los dientes carnasiales, herramientas esenciales para cortar carne. Los largos dientes caninos están adaptados para mantener y contener a la presa. Sus ojos poseen un tapetum lucidum tras la retina. El adulto tiene los ojos de color amarillo y aunque es extremadamente inusual, es posible que en ocasiones retenga los ojos azules de la infancia.

Los lobos alcanzan su madurez sexual tras dos o tres años, cuando muchos de ellos son obligados a dejar sus manadas de nacimiento y buscar parejas y sus propios territorios. Los lobos que alcanzan la madurez generalmente viven de seis a ocho años en estado salvaje, aunque en cautividad pueden vivir dos veces esa edad. La gestación de los lobos dura de 60 a 63 días y las camadas constan normalmente de 4 a 6 crías. Los cachorros nacen ciegos y sordos y no salen de la madriguera hasta la tercera semana de edad. Son amamantados durante unos dos meses y medio. Después del destete, todos los miembros del grupo contribuyen al cuidado de los cachorros.

Los lobos son animales territoriales que suelen organizarse en manadas siguiendo una estricta jerarquía social. La manada la lideran dos individuos que están en lo más alto de la jerarquía social: el macho reproductor y la hembra reproductora. Normalmente, sólo la pareja reproductora puede procrear una camada de cachorros. El apareamiento tiene lugar entre enero y abril. El aumento de estrés de las subordinadas, junto a la actitud y presencia de la hembra reproductora, suele ser un estímulo inhibitorio para impedir que las demás hembras entren en celo. Tienen una amplia gama de signos y movimientos para comunicarse y son expertos cazadores en grupo, tanto de día como de noche, y no tienen nunca en consideración el tamaño de sus presas: ovejas, cabras, rebecos, cerdos, ciervos, reno, caballos, alces, yaks, bisontes... También cazan roedores, aves y otros muchos animales. Pueden sobrevivir unas dos semanas sin ingerir alimento.

El estatus de la manada se refuerza durante la alimentación. La pareja reproductora suele comer primero, comenzando por el corazón, hígado y pulmones. Los lobos de un rango intermedio prevendrán a los lobos de estatus inferior a que se abstengan de alimentarse hasta que la pareja dominante finalice. Comen el estómago, dejando el contenido intacto. Los músculos de las piernas son las siguientes siendo los huesos lo último en ser comido. El instinto reproductivo conduce a los lobos jóvenes fuera de sus manadas de nacimiento, yendo en busca de pareja y territorios. La dispersión ocurre en todos los momentos del año, siendo típicamente de lobos que han alcanzado la madurez sexual en la época de reproducción anterior.

Canis lupus contiene las siguientes subespecies:

  • Canis lupus familiaris - perro doméstico (subespecie del anterior).
  • Canis lupus lupus - lobo común, lobo europeo o lobo euroasiático (de Europa y Asia).
  • Canis lupus albus - lobo de tundra (del norte de Rusia).
  • Canis lupus arabs - lobo de Egipto, Jordania, península arábiga, Israel.
  • Canis lupus arctos - lobo ártico, lobo polar o lobo blanco (del Ártico canadiense).
  • Canis lupus baileyi - lobo mexicano (de México y el sureste de EE. UU.).
  • Canis lupus campestris - lobo de la estepa o lobo del mar Caspio (del sur de Kazajistán, Irán, Afganistán, Hungría y Rumania).
  • Canis lupus chanco - lobo tibetano (del este y centro de Asia, y el Tíbet).
  • Canis lupus dingo - dingo (descendiente del lobo asiático).
  • Canis lupus crassodon - lobo de Vancouver (de la isla de Vancouver).
  • Canis lupus italicus - lobo itálico o lobo italiano (de la península itálica).
  • Canis lupus arabs - lobo árabe (de Egipto, Jordania, la península arábiga e Israel).
  • Canis lupus occidentalis - lobo del Mackenzie (de Alaska y el noroeste de Canadá).
  • Canis lupus pallipes (o Canis indica) - lobo indio (desde el Oriente Medio y el suroeste de Asia hasta la India).
  • Canis lupus signatus - lobo ibérico (de la península ibérica).
  • Canis lupus hallstromi - perro cantor de Nueva Guinea (de Papúa Nueva Guinea).
  • Canis lupus irremotus - lobo de las Rocallosas (de las Montañas Rocosas).
  • Canis lupus manningi - lobo de Baffin (del este de Groenlandia).
  • Canis lupus pallipes - lobo indio (de la India, Pakistán, Irán, Turquía, Israel y Arabia Saudí).
  • Canis lupus pambasileus - lobo del Yukón o lobo negro de Alaska (de Alaska, en los alrededores de Yukón).

En la Península ibérica tenemos la subespecie de lobo conocida como Canis lupus signatus

Canis lupus signatus Ángel Cabrera, 1907

El lobo ibérico estuvo presente en toda la península ibérica durante siglos pero estuvo a punto de extinguirse entre 1950 y 1970. Actualmente se mantiene con poblaciones al norte del Duero, mientras que al sur su población es frágil y está fragmentada y amenazada, siendo una especie protegida. El número total de ejemplares de Canis lupus signatus que se pueden encontrar en España varía según las fuentes. El último censo fiable data de 1988, e indicaba la existencia de 1500 a 2000 individuos. La población puede estimarse en aproximadamente 2800 ejemplares. Las principales poblaciones se distribuyen por las comunidades de Castilla y León, Galicia, Cantabria y Asturias. También hay poblaciones más reducidas en zonas de montaña de regiones limítrofes como País Vasco, La Rioja, provincia de Guadalajara (Castilla-La Mancha) y también en el norte de Portugal.

En la zona noroeste de la península, coincidiendo con la práctica totalidad de Galicia, podemos incluir el norte de Portugal, y exceptuando una franja costera en el litoral, todavía habitan comunidades de "canis lupus signatus" propiamente dicho, suponiendo el 27 % de la población de lobos en España con 68 grupos y un baremo aproximado de entre 420-620 lobos en 2004 (datos estraidos del Plan de Gestión del Lobo en Galicia 2004).

Hay algunas poblaciones en zonas de montaña del norte de Andalucía, que están aisladas de las del norte de la península ibérica, pues ambas poblaciones están separadas por la Submeseta sur, zona en la que no hay poblaciones de este animal. 
 

Gracias a los trabajos de protección del lobo ibérico a principios del siglo XXI se han localizado ejemplares en zonas más al sur de la península ibérica como el sistema Central y sistema Ibérico. Por ejemplo, en febrero de 2013 se grabaron imágenes de crías de lobo ibérico al norte de la Comunidad de Madrid, tras 60 años sin tener datos oficiales de su presencia en la región.


El lobo ibérico es un lobo de tamaño medio pudiendo alcanzar los machos los 70 cm de altura y lo 50 kg de peso y siendo las hembras mas pequeñas y ligeras. Tiene la cabeza grande y maciza, orejas triangulares relativamente pequeñas y ojos oblicuos de color amarillento. El hocico presenta unas manchas blancas en los belfos denominadas «bigoteras». Su pelaje es heterogéneo, de tal forma que se describen unas franjas longitudinales oscuras o negras cubriendo la parte anterior de sus dos patas delanteras, una mancha oscura a lo largo de la cola, y otra mancha oscura alrededor de la cruz a la que se le conoce como «silla de montar». El conjunto de estas marcas o manchas oscuras, son las que le han dado el nombre «signatus» a esta subespecie de lobo, puesto que signatus en latín significa ‘signado’ o ‘marcado’. Los lobeznos al nacer presentan tonos oscuros uniformes.


Es un temible carnívoro depredador que se alimenta básicamente de grandes herbívoros y otros mamíferos de porte menor.


En determinadas estaciones consume alimentos de origen vegetal, como frutos silvestres. Ocasionalmente puede competir con aves carroñeras por restos de animales muertos de forma natural o por accidente, así como por restos provenientes de vertederos.

Podeis encontar un motón de información interesante mas respecto al lobo ibérico en las siguientes direcciones: