Buscador

lunes, 15 de mayo de 2017

Genero Chrysolina: ¡que viva el verde metalizado!

Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Subclase: Holometabola
Orden: Coleoptera
  •     Subórden
    Adephaga
    Archostemata
    Myxophaga
    Polyphaga
  •         Infraórden
        Bostrichiformia
        Elateriformia
        Scarabaeiformia
        Staphyliniformia
        Cucujiformia
  •             Superfamilia
            Cleroidea (8 familias)
            Cucujoidea (31 familias)
            Curculionoidea (8 familias)
            Lymexyloidea (1 familia)
            Tenebrionoidea (30 familias)
            Chrysomeloidea
  •                 Familia
                Cerambycidae
                Megalopodidae
                Orsodacnidae
                    Chrysomelidae Latreille, 1802
  •                         Subfamilia Bruchinae Latreille, 1802
                           Cassidinae Gyllenhal, 1813
                           Criocerinae Latreille, 1804
                           Cryptocephalinae Gyllenhal, 1813
                           Donaciinae Kirby, 1837
                           Eumolpinae Hope, 1840
                           Galerucinae Latreille, 1802
                           Hispinae Gyllenhal, 1813
                           Lamprosomatinae Lacordaire, 1848
                           Sagrinae Leach, 1815
                           Chrysomelinae Latreille, 1802

Si bajamos la escalera taxonómica anterir fijándonos bien en los peldaños remarcados, llegaremos a los crisomélidos (Chrysomelidae), una interesante familia de coleópteros polífagos de la superfamilia Chrysomeloidea.

Chrysomelidae es una de las grandes familias de coleópteros, con más de 35.000 especies, siete veces más que mamíferos.

En general su anatomía externa es de la siguiente forma: antenas usualmente filiformes, raramente dilatadas en el ápice en forma de maza, nunca insertadas en prominencias y casi nunca sobrepasando la mitad del cuerpo. La cabeza está provista con frecuencia de hoyos o prominencias; puede ser rostriforme, pero el rostro nunca es más largo que ancho. La forma del cuerpo, mas o menos reondeado, es extremadamente variable pero con frecuencia son glabros y provistos de colores brillantes. Los tarsos son criptopentámeros, es decir con cinco artejos en todos los tarsos (5-5-5), pero el penúltimo es muy pequeño y poco aparente, con lo que parece que tengan solo cuatro.

Adultos y larvas se alimentan de todo tipo de tejidos vegetales y algunos son temibles plagas para la agricultura, de gran importancia económica.

Chrysolina es un género de coleópteros polífagos de la familia Chrysomelidae, subfamilia Chrysomelinae que incluye numerosas especies, todas ellas herbívoras, especialistas de ciertas plantas (planta nutricia). En ocasiones algunos crisomélidos se usan como controles biológicos de malezas. Por ejemplo, chrysolina hyperici fue introducida con éxito en Australia en 1930 para controlar a hipérico (Hypericum perforatum) y C. quadrigemina, se introdujo en California en la década de 1940 con intenciones similares.


Chrysolina fastuosa Scopoli, 1763

Sinónimos

    Chrysomela speciosa (Linnaeus, 1767)
    Chrysomela inexplicabilis (Brancsik, 1910)

Este pequeño escarabajo de apenas medio centímetro de tamaño corporal, presenta los elitros, el escudo cervical y la cabeza con tonos dorados tornasolados de verde, y una ancha banda longitudinal en los elitros de color rojizo.

Son muy abundantes entre las ortigas (Urtica y Lamium) y otras labiadas (Labiatae), que son el alimento tanto de las larvas como de los adultos. Las larvas ingieren las toxinas de las plantas, sin embargo, no se ven afectadas por ello.


Se distribuyen por todas las zonas templadas desde las costas europeas del océano Atlántico hasta el archipiélago del Japón.

Chrysomela herbacea (Duftschmidt, 1825)

Sinónimos
   
    Chrysomela menthastri (Suffrian, 1851)
    Chrysomela fulminans (Suffrian, 1851)


Se encuentra en Europa, el Cáucaso, Turquía y el occidente del Asia central.
Mide 7 a 11 mm de longitud,4 siendo la hembra de mayor tamaño. El macho es de color verde brillante, con patas y antenas negras. La hembra puede variar en color de verde con reflejos cobrizos a gris violáceo o negruzco. La cabeza está frecuentemnte escondida bajo el pronoto, y sólo asoman las cortas antenas filiformes de nueve segmentos.
Se le conoce vulgarmente como el escarabajo de la menta.

Adultos y larvas se alimentan exclusivamente de menta, pudiendo llegar a ser una peligrosa plaga. Se alimentan principalmente de hojas y tallos, aunque también mastican las flores. Como suele suceder en la subfamilia Chrysomelinae, la biología de la larva es idéntica a la del adulto.




Vive generalmente cerca del agua, o en zonas umbrías de alta humedad, en la planta de la que se alimenta. Sin embargo, algunas especies, como Mentha suaveolens soportan unos niveles de sequía y sol ligeramente más altos que otras Mentha y en ellas se les ve a menudo.





Hay una tercera especie que se puede confundir fácilmente con C. herbacea


Chrysomela graminis Linnaeus, 1758

Sinónimos

    Chrysomela fulgida Fabricius, 1801   
    Chrysolina nigrocuprea Mallet, 1924
    Chrysolina taupini Mallet, 1924

Mide 7.7-10.5 mm de largo y tiene una coloración verde metálica brillante característica. Hay cinco subespecies distintas todas con una distribución Paleartica.

La especie es rara en el Reino Unido, restringiéndose a un tramo de 45 kilómetros entorno a las orillas del River Ouse en el norte de Yorkshire



Descrito por primera vez por Linnaeus en 1758 en la 10 ª edición de Systema Naturae como Chrysomela graminis y posteriormente fue deslazado al género Chrysolina. El género Chrysolina actualmente contiene 39 subgéneros. C. graminis (con sus varias subespecies) se encuentra en el subgénero Euchrysolina que se estableció por primera vez en 1950 y que contiene sólo otra especie, C. virgata.


Subespecies:

C. graminis santonici, Contarini 1847.
C. graminis artemisiae, Motschulsky, 1860
C. graminis auraria, Motschulsky, 1860
C. graminis christianae (Mallet, 1933)
C. graminis mediterranea Bechyné, 1950.

Son pequeños escarabajos redondeados de 7,7-10,5 mm de longitud. El dorso del cuerpo es verde brillante, los elitros y la raya cerca de la sutura suelen tener márgenes laterales dorado-rojizos o simplemente dorados , la sutura es azulada.
El aedeagus se estrecha en el ápice, sin dientes en la parte inferior.



La subespecie C. graminis auraria es más grande, de 9,5-11,4 mm de longitud, y tiene profundas depresiones laterales en el pronoto pero solo en su mitad basal.



Chrysolina graminis tiene una distribución paleartica. Excavaciones arqueológicas han evidenciado su existencia ya en el período neolítico. se les puede encontrar en la planta Tanacetum vulgare y en la Mentha aquatica Las larvas también se pueden ver en otras plantas hospederas como Achillea ptarmica en Francia y varias plantas del género Artemisia en Rusia.

Los adultos y las larvas se alimentan de las hojas de sus plantas huésped.

En la Europa continental C. graminis spp. se extiende desde Escandinavia hasta el Mar Mediterráneo. También puede encontrarse en Asia central y China. En Rusia se puede ver en la zona de la tundra, desde los Urales Polares hasta el río Kolyma, y ​​en los países cercanos de Kazajstán y Mongolia. En la mayoría de los países donde se encuentra la especie, está disminuyendo. Está catalogada como vulnerable en Austria, Dinamarca, Suecia y Noruega, y en Alemania en unos distritos sí y en otros no.



C. artemisiae se encuentra en el sureste de Europa, Asia central y el sur de Siberia.
C. auraria se encuentra en Dauria, Mongolia oriental y China
C. christianae se encuentra en Francia
C. mediterranea se encuentra en Córega y España
C. santonici se encuentra en los Alpes centrales


¿Como distinguir C. graminis de C. herbácea?

Chrysolina graminis y C. herbacea son similares en tamaño y color y pueden confundirse. Distinguir entre las dos especies puede ser importante ya que C. graminis es una especie vulnerable, mientras que C. herbacea es mucho más común. Para distinguir Chrysolina graminis de Chrysolina herbacea nos fijamos en lo siguiente:

  • C. herbacea     
7–11 mm de longitud.
Dorso de color verde iridiscente.
Punteado en el pronotum y el elytra claramente similares.
Hay un labio suave que recorre la mitad de la longitud del borde ventral del elytra.


A Chrysolina herbacea la solemos encontrar en su planta nutricia, la menta.



  • C. graminis     
 7.7–10.5 mm de longitud.
Dorso de color verde iridiscente con añadidos de brillo de cobre o bronce en su elytro. El color verde del dorso contrata visiblemente con el de la cabeza y el pronoto.
El punteado del elitro se ve a simple vista en los elitros pero muy difícil de ver en el pronoto (con la excepción de los márgenes laterales).
Hay un labio suave que corre toda la longitud del borde ventral del elitro.


A Chrysolina graminis la solemos encontrar en variedad de plantas diferentes a la menta.