jueves, 28 de marzo de 2019

Natrix maura

Hablaré ahora de una culebra, así que de momento de la clasificación taxonómica podemos decir que es un animal perteneciente a la Clase Sauropsida, Orden Squamata, Suborden Serpientes, Familia Colubridae.

La familia de los colúbridos incluye unas mil ochocientas especies que son de distribución cosmopolita y que se caracterizan por tener la cabeza recubierta de escamas grandes de disposición típica, escamas dorsales y laterales del cuerpo de contorno aproximadamente romboidal y en la parte ventral una sola fila de escamas ensanchadas. Son animales generalmente diurnos y con una pupila circular. La mayoría son terrestres, aunque existen especies excavadoras, anfibias, acuáticas, arborícolas e incluso planeadoras. Su tamaño oscila entre los 20 y los 30 cm hasta los 3 m.

Esta familia está subdividida de la siguiente manera:
  • Subfamilia Calamariinae
  • Subfamilia Colubrinae
  • Subfamilia Dipsadinae
  • Subfamilia Grayiinae
  • Subfamilia Natricinae
  • Subfamilia Pseudoxenodontinae
  • Subfamilia Sibynophiinae

    Géneros incertae sedis - 10 géneros con 16 especies.

En Galicia existen datos registrados sobre ocho tipos de ofidios, de los cuales seis son culebras no venenosas y dos víboras. Pero una de las culebras que es de agua y completamente inofensiva, simula ser una víbora por su mimetismo y algunas conductas. Hablaré de ella, se trata de

Natrix maura (Linnaeus, 1758)

La Subfamila a la que pertenece esta culebra es Natricinae que engloba los siguientes géneros:
  • Adelophis Dugès, 1879
  • Afronatrix Rossman & Eberle, 1977
  • Amphiesma Duméril, Bibron & Duméril, 1854
  • Amphiesmoides Malnate, 1961
  • Anoplohydrus Werner, 1909
  • Aspidura Wagler, 1830 
  • Atretium Cope, 1861
  • Balanophis Smith, 1938
  • Clonophis Cope, 1889
  • Hebius Thompson, 1913
  • Herpetoreas Günther, 1860
  • Hologerrhum Günther, 1858
  • Hydrablabes Boulenger, 1891
  • Hydraethiops Günther, 1872
  • Iguanognathus Boulenger, 1898
  • Limnophis Günther, 1865
  • Lycognathophis Boulenger, 1893
  • Macropisthodon Boulenger, 1893
  • Natriciteres Loveridge, 1953
  • Natrix Laurenti, 1768
  • Nerodia Baird & Girard, 1853
  • Opisthotropis Günther, 1872
  • rahelicops Bourret, 1934
  • Pararhabdophis Bourret, 1934
  • Paratapinophis Angel, 1929
  • Regina Baird & Girard, 1853
  • Rhabdophis Fitzinger, 1843
  • Seminatrix Cope, 1895
  • Sinonatrix Rossman & Eberle, 1977
  • Storeria Baird & Girard, 1853
  • Thamnophis Fitzinger, 1843
  • Trachischium Günther, 1858
  • Tropidoclonion Cope, 1860
  • Tropidonophis Jan, 1863
  • Virginia Baird & Girard, 1853
  • Xenochrophis Günther, 1864

Las culebras pertenecientes al género Natrix, que es el que nos interesa a nosotros ahora, se distribuyen por Eurasia y África del Norte. Reconocemos las siguientes tres especies:
  • Culebra de agua o viperina (Natrix maura) (Linnaeus, 1758)
  • Culebra de collar (Natrix natrix) (Linnaeus, 1758)
  • Natrix tessellata (Laurenti, 1768)

Natrix es un término que deriva del latín “natrix” palabra utilizada para denominar a la culebra de agua y “maurus, -a, -um” que significa de Mauritania.
Natrix maura es una especie característica del Mediterráneo occidental, que se distribuye tanto por el noroeste de África como por el suroeste de Europa. En África ha sido observada en Túnez, Argelia y Marruecos, donde ha llegado a colonizar puntos de agua en pleno desierto del Sahara. En Europa, la culebra viperina se halla en España, Portugal, gran parte de Francia, sudoeste de Suiza, y noroeste de Italia, así como diversas islas del Mediterráneo occidental, Mallorca, Menorca, Cerdeña y extremo sur de Córcega, donde se ha introducido recientemente aunque los avistamientos son raros. En la Península Ibérica su presencia es muy uniforme. Esta parece ser la especie de ofidio más común en la Península Ibérica. Se halla en todas las provincias españolas y solamente es escasa o está ausente de la franja litoral de Lugo, Asturias y Cantabria. Sus poblaciones más abundantes se encuentran por debajo de los 1000 ó 1200 metros de altitud.

Es una serpiente de tamaño medio, cola corta y cabeza ensanchada y bien delimitada respecto al resto del cuerpo. La longitud total máxima que alcanza esta culebra en la Península Ibérica es de  910 mm. La cola es de 4 a 6 veces la longitud total. Las hembras son mayores pero la longitud de cola y el número de subcaudales son mayores en machos. Posee dos escamas preoculares y dos postoculares, 7 escamas supralabiales y 9 escamas infralabiales. Presenta la escama nasal normalmente semidividida, aunque en ocasiones puede no presentar ningún tipo de división. La frontal nunca llega a contactar con las preoculares, que suelen ser dos. Dos postoculares, normalmente 1+2 temporales, aunque en ocasiones puede presentar 1+3 y siete supralabiales. Tiene un morro obtuso, no prominente y su cabeza su cabeza es más corta que la de Natrix natrix. Dorsales claramente carenadas.  Las escamas dorsales se muestran fuertemente aquilladas; 21 hileras en el centro del cuerpo, 147 a 164 escamas ventrales y 46-72 subcaudales. Su diseño consta de una amplia banda dorsal en forma de zig zag que puede ir aclarándose con la edad. Existe un patrón alternativo que consiste en dos líneas dorsales longitudinales y paralelas, de colores claros (morfotipo bilineata) que es más frecuente hacia el sur de la península y la costa mediterránea. La coloración corporal de fondo es variable aunque destacan los tonos verdosos, pardos y oliváceos. El vientre es generalmente gris amarillento con manchas oscuras en forma de diseño ajedrezado. El occipucio y la nuca muestran una mancha más oscura y la cabeza tiene una banda oscura desde el ojo a la comisura de la boca.


Es la especie más acuática de entre las culebras ibéricas, apareciendo normalmente ocupando tanto medios naturales (ríos, lagunas, charcas, marismas, etc.) como artificiales (balsas de riego, fuentes de decoración, acequias y albercas). También puede vivir en medios salobres (sobre todo en humedales costeros) e incluso en medios marinos. A veces se encuentra en pequeños puntos de agua bastante alejados de otros, por lo que deducimos que, en especial los ejemplares jóvenes,  recorren con cierta asiduidad zonas poco acuáticas en busca de nuevos territorios.

Posee una gran habilidad para trepar, llegando, en ocasiones, a ascender a las ramas de los árboles. Cuando tiene que atravesar grandes distancias nadando superficialmente, llena de aire sus pulmones y aligera peso, mientras que si lo hace buceando los vacía. Esta culebra es capaz de permanecer bajo el agua durante 15 o incluso 20 minutos. Busca activamente sus presas mediante el olor, la visión y el tacto, peto también captura sus presas al acecho, colgando en silencio en el agua anclada por la cola alrededor de una roca o una raíz. Entre sus presas destacan los ciprínidos, los anfibios y las larvas e incluso puestas de huevos. A los peces y anfibios, hay que añadir los invertebrados (oligoquetos, hirudíneos, gasterópodos, insectos) y el ocasional consumo de reptiles y micromamíferos. Las poblaciones más septentrionales de la Península presentan una elevada proporción de anfibios mientras que en poblaciones más meridionales o cercanas a la costa mediterránea, aumenta el consumo de peces. En general, es muy oportunista, y consume las presas más frecuentes aunque también selecciona algunas presas a pesar de ser escasas. El tamaño de la presa aumenta con el tamaño de la culebra, pero además, las serpientes de mayor tamaño desprecian las presas más pequeñas. También existe variación sexual en la dieta: los machos consumen mayor número de presas y relativamente más pequeñas mientras que las hembras consumen mayor número de anfibios.

Para invernar busca principalmente raíces de árboles o simplemente agujeros en el suelo, muy frecuentemente galerías de ratones. Las hembras se pueden reproducir en 4-5 años y los machos, que son más pequeños, lo hacen en 3 años. Puede tener dos períodos de celo (primavera y otoño), pero la puesta sólo se produce durante la primavera. Para la puesta las hembras normalmente utilizan galerías de ratones, en ocasiones muy lejos del agua; donde depositan entre 7 y 24 huevos de un color amarillento.  Los huevos miden 28-37 x 14- 19 mm y un peso aproximado de 3 gramos. La incubación en condiciones naturales es de 40-45 días, eclosionan entre agosto y octubre, dando lugar a unos pequeños ejemplares de algo menos de 20 centímetros.

La culebra viperina despliega un comportamiento defensivo que consiste en un mimetismo batesiano con las víboras (a ello deben su nombre común) que incluye, además de un diseño dorsal parecido al de las víboras, el enrollamiento del cuerpo y el aplanamiento y triangulación de la cabeza, posición en la que emiten sonoros bufidos al mismo tiempo que hinchan visiblemente el cuerpo y simulan ataques aunque sin llegar a morder nunca.


Además, al ser manipulada, la culebra viperina emite una secreción nauseabunda por la cloaca.

El número de depredadores naturales de la culebra viperina es elevado. Entre sus depredadores, el grupo más numeroso corresponde a las aves, entre las que destacan los ardeidos y diversas rapaces. También es consumida con frecuencia por la nutria, además de un buen número de carnívoros y hasta por la culebra bastarda.



miércoles, 27 de marzo de 2019

Leptidea sinapis

Ya he comentado en varias ocasiones que la familia Pieridae se subdivide en cuatro subfamilias:
  • Pseudopontiinae (1 solo género, Pseudopontia, con 5 especies)
  • Dismorphiinae (7 géneros)
  • Pierinae (55 géneros)
  • Coliadinae (14 géneros)

Hoy hablaré de una mariposa de la Subfamilia Dismorphiinae, de la que se han descrito siete géneros y más de sesenta especies, la mayoría con distribución neotropical.

Todas estas mariposas se alimentan de plantas de la familia Fabaceae, aunque Leptidea morsei ha sido parece que también lo hace de plantas de las familias Brassicaceae y Rhamnaceae. Dentro de las fabáceas, el género Inga suele actur como hospedera de las especies de Dismorphia y para Lieinix nemesis, mientras que Pseudopieris nehemia ha sido observada alimentándose de plantas del género Calliandra.

Dentro de esta subfamilia se reconocen dos tribus, que con sus géneros, son:
  • Tribu Licinini Swainson, 1840  (distribución predominantemente neotropical, con una sola especie en América del Norte)
   
    Género Pseudopieris (Godman & Salvin, 1890)
    Género Dismorphia (Hübner, 1816)
    Género Enantia (Hübner, 1819)
    Género Lieinix (Gray, 1832)
    Género Patia (Klots, 1933)
    Género Moschoneura (Butler, 1870)
  • Tribu Leptideini Verity, 1947 (de distribución Paleártica)
   
    Género Leptidea (Billberg, 1820)


La especie tipo del género Leptidea, es Leptidea sinapis, a la que Lineo en 1758 denominó Papilio sinapis y que ahora se conoce con el nombre vulgar de blanca esbelta.

Existen 11 especies reconocidas en el género que se distribuyen por Europa y Asia.
  • L. amurensis
  • L. darvazensis
  • L. descimoni
  • L. duponcheli
  • L. gigantea
  • L. lactea
  • L. morsei
  • L. reali
  • L. serrata
  • L. sinapis
  • L. yunnanica
En Europa central están presentes Leptidea sinapis y Leptidea juvernica. En la región mediterránea occidental vuela una especie mas, Leptidea reali, no descrita hasta 1989. La identificación con certeza de estas tres especies solo es posible para los especialistas. Para referirnos a la especie de la Península ibérica deberíamos hablar de Leptidea sinapis/reali.

Leptidea sinapis/reali.

Ampliamente distribuidas y comunes en toda Europa, y hacia el este a través del Cáucaso, Asia Menor, Oriente Medio, Kazajistán y desde el sur de Siberia a la región de los montes Baikal Aparecen también en la mayoría de las islas del Mediterráneo, pero está ausente en el continente africano (excepto en  una zona muy limitada de la región del Rif, en el norte de África), en Escocia, N de Inglaterra, Holanda y N de Alemania.  La reciente separación de Leptidea sinapis y Leptidea reali Reissinger 1989 como especies diferentes ha llevado consigo que las citas tradicionalmente atribuidas a L. sinapis sean revisadas, por lo que sus respectivas distribuciones en España son dudosas, aunque hasta la fecha las citas fidedignas de L. reali corresponden al noreste de España, mientras que L. sinapisestaría presente en gran parte de la Península Ibérica y Baleares. Aunque parecen estar en habitats separados, en la mayoría de las partes de su distribución a menudo se encuentran sinópticamente y sincrónicamente en los mismos sitios. Los adultos suelen verse con frecuencia en umbrías y valles húmedos, siempre cerca de los bordes de los arroyos, o de los bosques, libando en las flores de las zarzas y rosas silvestres.

Ambas Leptideas presentan un aspecto sumamente frágil y delicado (igual que su vuelo) y se pueden llegar a confundir con Pieris rapae o Pieris napi pero no presenta el color amarillento que presenta Pieris y, por otro lado, tiene las alas más estrechas y no presenta las manchas oscuras en la parte central de las alas anteriores. Los imagos de ambas especies son prácticamente imposibles de diferenciar a no ser que se estudien preparaciones de los genitales del macho o se hagan estudios de secuenciación del DNA. En ocasiones los muy expertos son capaces de diferenciarlas por el comportamiento de los machos a la hora del apareamiento. Antes de aparearse el imago muestra un comportamiento muy característico que puede observarse a menudo, el macho se posa frente a la hembra, mueve la cabeza de un lado a otro y rodea la cabeza de la hembra con la espiritrompa desplegada. Cuando ella está preparada para la cópula,  tiende el abdomen hacia el macho y permite el apareamiento.

Los imagos poseen un tamaño de 30-40 mm de envergadura alar, siendo las más pequeñas de la familia Pieridae. Longitud del borde del ala anterior 19-24 mm. Se caracteriza por presentar las alas anteriores algo más alargadas y ovaladas que lo habitual en los piéridos, que suelen tener alas con un perfil triangular. Presentan una mancha gris en el ápex también de forma redondeada, menos definida en las hembras y llegando en las de segunda generación a estar prácticamente ausente. En los machos las alas están algo manchadas de un gris difuso, sobre todo en el reverso, mientras que las hembras son predominantemente blancas. La antena es negra con el extremo marrón y una mancha ventral blanca. Su abdomen largo y fino espolvoreado de blanco. 


Su mayor actividad la desarrollan preferentemente por la tarde, cuando la incidencia del sol es menor, al contrario que otras mariposas diurnas que se muestran especialmente activas cuando el sol más calienta. Tienen gusto por libar sales minerales de las bostas o excrementos del ganado bovino y caballar, momento en el que se concentran en la tarea y es más fácil observarlas.


En la Península vuela en dos generaciones sucesivas entre los meses de mayo  y agosto. La primera generación ocupa el período comprendido entre mayo y junio, y la segunda, entre julio y agosto. En el centro y norte de Europa solamente se da una generación anual.


Al parecer antes de la ovoposición la hembra comprueba la idoneidad de la planta como planta nutricia para las larvas, rascando la capa celular superior con las uñas y examinando el contenido de la savia celular. 


La Oruga mide unos 16-18 mm y es de color verde con puntos verdes más oscuros y con una línea lateral longitudinal blanca. Presenta numerosos pelos cortos de color blanco que se agrandan en los extremos. Son muy pasivas, se mueven poco. Es la única mariposa entre las especies de pieridos de color blanco que se desarrolla exclusivamente en favoideas. Se alimentan de plantas de las familias Fabaceae, Brassicaceae, Rhamnaceae. Las plantas hospederas reportadas incluyen los géneros Vicia, Lathyrus, Lotus, Hedysarum, Lupinus, Onobrychis.  


La crisálida tiene un tamaño de unos 15mm son alargadas, con los extremos puntiagudos y de color verde pálido con una línea longitudinal lateral blanca. Cuelgan del tallo de la planta nutricia mediante una cinta de seda torácica y por el cremáster a un cojín de seda. Las crisálidas de la última generación son hibernantes. Se ha descrito una diferencia en la morfología pupal interespecífica entre L. sinapis y L. reali que permite su reconocimiento Las dos especies difieren en la coloración de las antenas pupales, poseyendo L. sinapis un borde más fácilmente delimitable entre las franjas rosada interior y blanca circundante que L. reali.


Las especies son iso reproductivas. Las hembras son capaces de distinguir entre machos de las dos distintas especies (es decir conespecíficos y heterospecíficos) apareándose solamente con los de su especie (tanto en libertad como en cautividad), pero los machos cortejan a las hembras de ambas especies, tanto conespecificas como heterospecíficas.

Fotografiar a esta especie posada con las alas abiertas es bastante difícil, pero lo que si se puede hacer mas fácilmente es pillarla al vuelo.
 


Subespecies

    Leptidea sinapis sinapis
    Leptidea sinapis pseudodiniensis (Pfeiffer, 1927)
    Leptidea sinapis melanoinspersa (Verity, 1911)
    Leptidea sinapis colladoi

martes, 26 de marzo de 2019

Pieris brassicae

La superfamilia papilionoidea hoy en día incluye siete familias: las cinco clásicas (Papilionidae, Pieridae, Lycaenidae, Riodinidae y  Nymphalidae) a las que se añaden las familias Hesperiidae y Hedylidae, anteriormente consideradas como superfamilias independientes (Hesperioidea y Hedyloidea respectivamente).

La familia Pieridae es una extensa familia  que incluye unos 84 géneros y más de 1100 especies, la mayoría de América tropical y el Sureste asiático.

La familia Pieridae se subdivide en cuatro subfamilias:
  • Pseudopontiinae (1 solo género, Pseudopontia, con 5 especies)
  • Dismorphiinae (7 géneros)
  • Pierinae (55 géneros)
  • Coliadinae (14 géneros)

La Subfamilia Pierinae contiene 6 tribus:
  • Tribu Teracolini Reuter, 1896 (Colotini o grupo Colotis)
  • Tribu Nepheroniini Braby, 2014
  • Tribu Anthocharidini Scudder, 1889 (Anthocharini)
  • Tribu Leptosiaini Braby, 2014
  • Tribu Elodinini Braby, 2014
  • Tribu Pierini Duponchel, 1835

La tribu Pierini engloba a los siguientes géneros:
  • Aoa de Nicéville, 1898
  • Aporia Hübner, 1819
  • Appias Hübner, 1819
  • Archonias Hübner, 1825
  • Ascia Scopoli, 1777
  • Baltia (género) Moore, 1878
  • Belenois Hübner, 1819
  • Catasticta Butler, 1870
  • Cepora Billberg, 1820
  • Charonias Röber, 1908
  • Delias Hübner, 1819
  • Dixeia Talbot, 1932
  • Eucheira Westwood, 1834
  • Ganyra Billberg, 1820
  • Glennia Klots, 1933
  • Hypsochila Ureta, 1955
  • Infraphulia Field, 1958
  • Itaballia Kaye, 1904
  • Leodonta Butler, 1870
  • Leptophobia Butler, 1870
  • Leuciacria Rothschild et Jordan, 1905
  • Melete Swainson, 1831
  • Mylothris Hübner, 1819
  • Neophasia Behr, 1869
  • Pereute Herrich-Schäffer, 1867
  • Perrhybris Hübner, 1819
  • Phulia Herrich-Schäffer, 1867
  • Piercolias Grote, 1903
  • allia Klots, 1933
  • Pieris Schrank, 1801
  • Pierphulia Field, 1958
  • Pontia Fabricius, 1807
  • Prioneris Wallace, 1867
  • Reliquia Ackery, 1975
  • Saletara Distant, 1885
  • Tatochila Butler, 1870
  • Theochila Field, 1958
  • Udaiana Distant, ?

El Género Pieris Schrank, 1801 incluye a 33 especies. A las marioposas de este género se las conoce como mariposas de la col ya que las larvas de muchas especies de este género se alimentan vorazmente de coles y otros miembros de la familia Brassicaceae. En la actualidad se conocen un número de adaptaciones bioquímicas de las mariposas a los llamados glucosinolatos de estas plantas: pueden neutralizar estas toxinas y se han especializado en digerir estas plantas al punto que no pueden alimentarse de plantas que carecen de glucosinolatos.

Como curiosidad podemos contar que podemos distinguir el sexo de muchas de estas mariposas con luz ultravioleta pues las hembras de muchas Pieris reflejan la luz ultravioleta mientras que los machos la absorben por los pigmentos que tienen en las escamas de las alas.

Pieris brassicae (Linnaeus, 1758), la blaca de la col.

Esta mariposa fue descrita por Carlos Linneo en 1758. La larva se alimenta de hojas de plantas de la familia Brassicaceae o rucíferas, especialmente de la col, es de ahí de donde le viene su nombre vulgar.

Su distribución abarca casi toda Europa, Norte de África y gran parte de Asia, hasta el Himalaya, China, Rusia y Japón. Se han encontrado unos pocos ejemplares en Norte América, pero no parece establecida. En 2010 se la encontró en Nelson, Nueva Zelanda.

Los los imagos de ambos sexos miden entre 50 y 60 mm de envergadura, siendo los machos algo mas pequeños que las hembras. Ambos sexos se caracterizan por tener una extensa mancha negra en el ápice del anverso de las alas anteriores, pero la hembra, además de esta mancha, tiene dos puntos negros destacados en la zona postdiscal de esas mismas alas y otra mancha negra alargada en el margen interno de las alas anteriores. El reverso alar en ambos sexos es de color blancoamarillento y sin un dibujo claro.

En la segunda generación el colorido es más claro. Las manchas negras normalmente son más oscuras en las generaciones nacidas en verano. Ventralmente son de color verde pálido lo que les sirve para pasar desapercibidas cuando se posan en los arbustos.


Fijaros en esta fotografia como la mancha apical se estiende por igual tanto por la costa como por el borde posterior del ala anterior y tiene su borde medial en forma de C. Esta característica sirve para que la diferenciemos de otras especies de Pieris muy similares.

La mariposa Pieris brassicae es esencialmente diurna y muy activa en las horas más calurosas del día, permaneciendo en ocasiones bajo la sombra de las hojas. Precisamente es ahí, bajo las hojas, donde realiza la puesta de huevos que realiza en grupos de 20 a 50 unidades, llegando en ocasiones hasta los 100. Si el tallo es tierno, también puede realizar su puesta sobre ellos. Estos huevos de color amarillo pálido son algo alargados con unas dimensiones que no sobrepasan los 1,5 mm de largo ni los 0,5 de ancho.

Los huevos eclosionan en 5-15 días, apareciendo las orugas, que en un primer estadio se comportan de forma gregaria, observándose grupos de pequeños individuos sobre una misma hoja. Tienen 3-6 generaciones anuales. Se van sucediendo las generaciones hasta la llegada del frío a mediados de otoño, entonces la última generación pupa, pasando el invierno en este estadio y reapareciendo los adultos en primavera.

Las orugas son muy voraces  pudiendo producir intensas defoliaciones de la col pero respetando los nervios de la hoja.


También afectan a la cosecha de forma indirecta produciendo un daño cosmético, al dejar restos de excrementos sobre la misma, los cuales se acumulan en los cogollos y en la inserción de las hojas.


Cuando la oruga alcanza su madurez se transforma en una crisálida de color verde amarillenta con puntos negros, forma en la que estos lepidópteros pasan el invierno. Se suele quedar sobre la planta huésped, pero también sobre paredes y piedras cercanas al cultivo. Cuando estas eclosionan, las mariposas se aparean y vuelve a comenzar el ciclo. Pueden ser parasitadas por larvas de la avispa apánteles glomeratos que se desarrollan en su interior (entre 15-20 individuos en una sola oruga).

lunes, 25 de marzo de 2019

Pieris napi

Hablaré hoy de nuevo de otro lepidóptero perteneciente a la Familia Pieridae, Subfamilia Pierinae, Tribu Pierini y Género Pieris.

Pieris napi (Linnaeus, 1758)

Inicialmente descrita como Papilio napi por Linneo en 1758, fue trasladada al género Pieris por Franz Paula von Schrank en 1801. quedado como Pieris napi tras haber recibido muchos mas nombres diferentes que hoy se consideran sinónimos.

La palabra Pieris deriva del griego “Pieria”, nombre de una región costera en el golfo de salónica, lugar donde nacieron las musas y Orfeo, o quizás de “Pieros”, padre de las musas. El término napi hace referencia al nabo o colza (Brassica napus), la planta nutricia de la especie.

Esta mariposa es bastante común distribuyéndose por África, Europa, Rusia occidental y Asia Menor y Central, así como los países de la bahía de Bengala y el archipiélago japonés. Falta en algunas islas mediterráneas como Mallorca, Cerdeña o Chipre.

Su hábitat se encuentra entre el nivel del mar y elevadas altitudes, hasta 2500 m en Europa central, 2600 m en Italia y 3600 m en Marruecos. Se la encentra en zonas húmedas con muchas flores, en márgenes de bosques y bosques de ribera con gran cantidad de flores.

Actualmente se reconocen 13 subespecies, que con sus áreas de distribución son:

  • Pieris napi napi – Europa.
  • Pieris napi lusitanica de Sousa 1929 – Portugal.
  • Pieris napi britannica Verity 1911 - islas Británicas.
  • Pieris napi lappona Rangnow 1935 - norte de Suecia y Finlandia.
  • Pieris napi adalwinda Fruhstorfer 1909 - norte de Europa.
  • Pieris napi keskuelai Eitschberger 2001 - Urales polares.
  • Pieris napi maura Verity 1911 - Argelia y oeste de Túnez.
  • Pieris napi atlantis Oberthür 1925 – Marruecos.
  • Pieris napi segonzaci Le Cerf 1923 – Marruecos.
  • Pieris napi muchei Eitschberger 1984 - Asia Central.
  • Pieris napi japonica Shirôzu 1953 – Japón.
  • Pieris napi napoleon Eitschberger 1990.
  • Pieris napi meridionalis Heyne 1895 - cordillera del Himalaya en el golfo bengalí.

Esta especie es generalmente trivoltina, con una primera generación que vuela a principios de la primavera. La segunda generación aparece a principios del verano y la tercera a principios del otoño. En las zonas más cálidas y en buenos años puede haber una cuarta generación. Hay un gran polimorfismo de la especie existiendo diferencias en la intensidad del color entre las mariposas de la primera generación y las de las siguientes generaciones, que son mas claras, así como entre poblaciones de diferentes lugares e incluso entre diferentes individuos de la misma población.

Es una mariposa de tamaño mediano a pequeño: los machos miden entre 4,5 y 5 cm de envergadura y las hembras entre 4 y 5 cm. Como oras Pieris, tienen una cabeza pequeña con antenas en forma de maza, y palpos bien desarrollados. Sus alas anteriores forman un ángulo agudo en su base, son de color blanco con manchas apicales de color negro en el anverso. Las de los machos tienen la costa grisácea y y la mancha apical a veces se ve interrumpida por trazos negros de pequeño tamaño haciendo que al extenderse por el borde posterior del ala lo haga dibujando triángulos de vértice medial. La zona basal es gris en su parte proximal y blanca en la distal, las zonas discal, postdiscal y submarginal son también blancas con las venas resaltadas finamente en gris. En la zona postdiscal aparece una mancha negruzca en E3.

Las alas posteriores son redondeadas, blancas con una mancha postdiscal negra en E7 por el anverso y con dos nervios anales característicos por el reverso que es de color blanco y amarillo limón intenso en la primera generación, y pálido en las demás. En la primera generación estas alas son amarillo intenso con las venas marcadas por gruesos trazos verdosos, siendo la mancha de E7 verdosa también. Son precisamente las manchas grisáceas y nervaduras verdosas del reverso lo que hace que esta mariposa sea mas fácilmente diferenciable de otras Pieris con las que se puede confundir, como P. brassicae, P. rapae, P. mannii, o P. ergane

Las alas de las hembras son similares, con manchas de mayor extensión. El anverso de las anteriores posee una zona basal más oscura, con una mancha negra y alargada en E1a y otras tres manchas postdiscales negras en E1b, E3 y E5 que se confunde con la mancha apical.


El problema suele ser diferenciar las otras pieris entre sí, para lo cual nos puede ser de utilidad el análisis de la mancha apical del anverso del ala anterior. En la Pieris brassicae esta mancha es grande y se extiende por igual por la costa como por el borde posterior del ala, dejando un borde interno cóncavo, en forma de “C”, en cambio Pieris rapae tiene una mancha apical que avanza mucho mas por la costa que por el borde posterior del ala, teniendo la mancha una forma mas o menos triangular. Pieris manii tiene una mancha apical que se estrecha muchísimo y baja por el borde del ala hasta v3-v4, siendo mas extensa por la costa, dejando un borde interno de la mancha en forma medio de “S”. En cambio Pieris ergane tiene una macha apical de forma casi cuadrada.












 
Obsérvese como después de la primera generación la coloración es mucho menos intensa







Las hembras realizan la puesta de los huevos de uno en uno sobre el reverso de las hojas y tallos de las crucíferas que servirán de alimento a sus orugas, dejando un huevo en cada pie de planta hasta poner unos 150. Unos 15 días después de la puesta eclosiona la oruga. Las orugas de esta mariposa son cilíndricas y alargadas, de color verde amarillento, tienen una cabeza pequeña y carecen de espinas.

Las plantas nutricias son colza, col, matacandil, mostaza, hierba de ajo o berro de prado, pero también se pueden alimentar de carraspique, mostaza salvaje, nabo, rabaniza, rábano picante, berro amargo (Brassica oleracea, Brassica napus, Reseda lutea, Sisymbrium officinale, Alliaria petiolata, Cardamine pratensis, Sinapis arvensis, Nasturtium officinale, Biscutella, Lepidium heterophylum, Raphanus, Lunaria, Hesperia, Arabis glabra, Arabis hirsuta, Alyssum). Precisamente el que se pueda alimentar de toda esta variedad de plantas y no circunscriban su dieta a una única planta es una de las cosas que posibilita que la mariposa pueda hasta tener cuatro generaciones al año, pues tiene alimento durante todo el tiempo.

Las crisálidas, forma en la que invernan estos lepidópteros, son de color verde amarillento o grisáceo, con puntos negros y se cuelgan por el cremáster de los tallos de las plantas hospedadoras, fijándose a las mismas por un cíngulo de seda.




Celastrina argiolus

Ya sabemos de cuando hablé de Leptotes pirithous, Aricia cramera, Cacyreus marshalli, Glaucopsyche melanops y Glaucopsyche paphos, que las mariposas de la familia Lycaenidae las subdividimos en 7 subfamilias:
  • Subfamilia Curetinae
  • Subfamilia Poritiinae
  • Subfamilia Miletinae
  • Subfamilia Aphnaeinae
  • Subfamilia Lycaeninae
  • Subfamilia Polyommatinae
  • Subfamilia Theclinae
y que de la tribu Polyommatini Swainson, 1827 en la Península Ibérica solamente podemos encontrar ejemplares de los siguientes géneros:
  • Género Aricia Reichenbach, 1817
  • Género Cacyreus Butler, 1898
  • Género Celastrina Tutt, 1906
  • Género Cupido Schrank, 1801
  • Género Cyaniris Dalman, 1816
  • Género Eumedonia Foster, 1938
  • Género Iolana Bethune-Baker, 1914
  • Género Lampides Hübner, 1819
  • Género Leptotes Scudder, 1876
  • Género Phengaris Doherty, 1891
  • Género Polyommatus Latreille, 1804
  • Género Scolitantides Hübner, 1819
  • Género Tarucus Moore, 1881
  • Género Zizeeria Chapman, 1910
más el Género Agriades, que hoy en día queda en Incerta sedis.

Dentro del género Celastrina Tutt, 1906 clasificamos a 158 especies en la actualidad, de las cuales solamente una, Celastrina argiolus, puede ser vista en Europa, incluyendo partes de la Península ibérica.

Celastrina argiolus (Linnaeus, 1758)

La palabra Celastrina deriva del término griego “kelastros” que significa, cambrón, planta. Argiolus es el diminutivo del término griego “Argos, ou” que en la mitología griega era el guardián de cien ojos de Io que mató Mercurio. Argos era también el nombre del constructor de la nave usada por los Argonautas y el nombre del perro de Ulises.

Esta mariposa fue inicialmente descrita por Carlos Linneo en 1758 con el nombre de Papilio argiolus.

Celastrina argiolus es una mariposa de distribución paleártica y neártica, ocupa toda la Europa continental desde el Mediterráneo hasta el sur de la península escandinava, sur de las islas Británicas, islas mediterráneas y norte de África (norte del desierto del Sahara). Por el llega hasta Japón. También se la puede ver en Norteamérica.

Se han descrito al menos 7 subespecies:
  • C. a. argiolus
  • C. a. calidogenita
  • C. a. caphis
  • C. a. echo
  • C. a. gozora
  • C. a. donides
  • C. a. pseudargiolus

La subespecie Celastrina argiolus ssp. calidogenita es un endemismo del norte de la península ibérica.

Esta mariposa tiene su hábitat en jardines, claros de bosque, bordes de caminos, setos y matorrales, desde el nivel del mar hasta los 1900 metros.  Ultima mente se integrado en zonas urbanas.

Vuela desde febrero a octubre, en dos o más generaciones al año, una en la primavera, de abril a junio, y otra en verano, en julio y agosto.  En ocasiones se ve una tercera generación en el mes de septiembre si el verano se alarga.

Su tamaño es de 26 y 35 milímetros de envergadura, siendo más grandes las hembras que los machos. Presentan en sus cabezas palpos largos y blancos, ojos grandes y oscuros y antenas anilladas en blanco. Ambos sexos poseen tres pares de patas funcionales para caminar o agarrarse, con alas fuertes y bien proporcionadas de las que pocas veces muestran el anverso cuando están en reposo.


El anverso alar es de color azul brillante en ambos sexos, con bordes finos oscuros el macho, más anchos y por lo tanto con menos color azul la hembra. Las cuatro alas poseen los márgenes y el ápice de color negro, pero las posteriores tienen un punto en el ápice. El reverso es de un azul muy pálido, casi blanquecino. Las anteriores tienen una línea oscura en la parte distal de la celda, cortos trazos negros en la serie postdiscal y vestigios de trazos en la zona submarginal. Las posteriores tienen tres pequeños puntos negros orlados de blanco en la zona basal, trazo en la celda, otros dos puntos en la zona discal más cercana a la costa y una serie de puntos negros orlados de blanco postdiscal incompleta. Las hembras de la segunda generación tienen un color azul más oscuro, la mancha negruzca más extendida y la costa de las alas posteriores mas oscura.


Presentan un ciclo poblacional complejo, pues parece ser que cada cinco años desaparecen casi por completo y no vuelven a ser abundantes hasta el cuarto año del siguiente ciclo. La puesta de huevos se realiza de uno en uno en las yemas o en las flores, semillas y hojas jóvenes de sus muchas y variadas plantas nutricias (yedra, clemátide, acebo, brezo, piorno, aulaga, retama, socarrillo, frambueso, reina de los prados, casis, grosellero, grosella espinosa europea, arraclán, espino cerval, altramuz, arándanos, agracejo, trébol japonés, veza, kudzu, glicina japonesa, diferentes especies de cornejo, manzano, ciruelo chino, bonetero, tojo, asteráceas del género Arctium, Rubus fruticosus, Caragana frutex, Chamaecystis sp., Cuscuta engelmannii, C. lehmanniana, Sophora flavescens, Desmodium oxyphyllum, Aralia elata, Euodia meliifolia, Reynoutria japonica, Staphylea bumalda o varias especies del género Symphoricarpos). 


Las orugas son algo aplanadas, con finos pelos, cabeza retráctil y aspecto de babosa de colorido muy variable, normalmente verdosa con una línea lateral blanquecina. La crisálida, que es la forma en la que la mariposa inverna, es ocre o verde con manchas oscuras, colocada en el envés de las hojas o en las ramas.

domingo, 24 de marzo de 2019

Hemaris fuciformis

Cuandohablé por primera vez de la Familia Sphingidae al presentar a Macroglossum stellatarum, comenté que esta familia contiene tres subfamilias (Macroglossinae, Smerinthinae y Sphinginae) y que Macroglosssinae tiene a su vez tres tribus de momento bien establecidas (Dilophonotini, Burmeister, 1878; Macroglossini, Harris, 1839 y Philampelini, Burmeister, 1878). Pues bien, dentro de la Tribu Dilophonotini se reconocen dos subtribus que con los géneros que engloban son:

  • Subtribu Dilophonotina - Burmeister, 1878

Género Aellopos - Hübner, 1819
Género Aleuron - Boisduval, 1870
Género Baniwa - Lichy, 1981
Género Callionima - Lucas, 1857
Género Cautethia - Grote, 1865
Género Enyo - Hübner, 1819
Género Erinnyis - Hübner, 1819
Género Eupyrrhoglossum - Grote, 1865
Género Hemeroplanes - Hübner, 1819
Género Himantoides - Butler, 1876
Género Isognathus - C. & R. Felder, 1862
Género Kloneus - Skinner, 1923
Género Madoryx - Boisduval, 1875
Género Nyceryx - Boisduval, 1875
Género Oryba - Walker, 1856
Género Pachygonidia - Fletcher, 1982
Género Pachylia - Walker, 1856
Género Pachylioides - Hodges, 1971
Género Perigonia - Herrich-Schäffer, 1854
Género Phryxus - Hübner, 1819
Género Protaleuron - Rothschild & Jordan, 1903
Género Pseudosphinx - Burmeister, 1856
Género Stolidoptera - Rothschild & Jordan, 1903
Género Unzela - Walker, 1856

  • Subtribu Hemarina - Tutt, 1902

Género Cephonodes - Dalman, 1816
Género Hemaris - Dalman, 1816


Género Hemaris - Dalman, 1816

Los huevos son pequeños, esféricos y de color verde pálido nacarado.

Las larvas son de pqueño tamaño y forma cilíndrica, claramente granulosas debido a la posesión de verrugas o tubérculos. A menudo las verrugas tienen setas o espinas. Existen muchas formas de colores diferentes, pero la mayoría son verdes o marrones. Todas tienen una banda longitudinal dorso lateral distintiva desde la cabeza hasta el cuerno en el extremo posterior. La superficie ventral de color oscuro.

La pupa se envuelve en un capullo de tejido muy suelto, olgadamente hilado. Son de superficie rugosa y las de algunas especies, brillantes. Hay un tubérculo prominente o gancho al lado de cada ojo. El cremáster es grande y aplanado,triangular, con un par de espinas apicales y unas pocas laterales.
El imago o adulto es una mariposa diurna de cuerpo robusto que se asemeja a los abejorros en la forma del cuerpo. A menudo se los confunde con colibríes o picaflores de donde les viene su nombre vulgar. Las alas tienen partes transparentes que han perdido su cubierta de escamas durante los primeros vuelos. R2 + R3 y R4 unidas en la punta. Rs y M1 del ala posterior son de tallo corto, o bien nacen desde un punto común en la celda que es corta, pero el doble de larga que ancha; M3 y Cu1 siempre se encuentra separadas. Las antenas de ambos sexos tienen forma de mazo bien pronunciado y con forma ligeramente de gancho. Presentan escamas de pelo laterales al frons y los ojos. El abdomen termina en forma de abanico y presenta en sus segmentos franjas escamosas bien desarrolladas, planas y dispuestas en varias filas, siendo las de la primera fila redondeadas y más anchas que largas. (Estas escamas de espinosas se encuentran en placas que se pueden extraer). El séptimo esternito abdominal de la hembra posee un margen apical completamente espinoso. La coxa media se encuentra ensanchada triangularmente hacia la parte posterior; la coxa posterior es similar. Pulvillus y paronychium variable. Los genitales del macho son asimétricos. Uncus dividido, los dos lóbulos subiguales, muy esclerotizados, con vértice redondeado. Gnathos con dos procesos largos. Sacculi y valvas derecha e izquierda diferentes; sacculus izquierdo siempre vestigial; el derecho a menudo claviforme y agrandado. Aedeagus delgado con parte distal desarrollado como un lóbulo delgado. Las Bursas del ostium de la hembra se encuentran en ángulo hacia la izquierda.

Este género engloba a 23 especies de distribución Holoártica de las que cuatro se encuentran en América y 3 son de distribución Europea, a saber:

  • Hemaris croatica (Esper, 1800)
  • Hemaris fuciformis (Linnaeus, 1758)
  • Hemaris tityus (Linnaeus, 1758)


Hemaris fuciformis (Linnaeus, 1758)


Esa especie es de distribución se encuentra en Europa, Norte de África y el oeste de Asia y la podemos encontrar en la península Ibérica. Habita terrenos secos y soleados: claros de bosques de coníferas, solanas, torrentes y orillas de los ríos, raramente en jardines, mostrando predilección por los terrenos soleados (en años calurosos vuela en gran número, rarificándose los años más frescos), desde el nivel del mar a 2.000 metros de altitud.

En la Península Ibérica vuelan en una generación al año (dos en algunas localidades meridionales) desde primavera hasta mediado el verano julio/agosto. Al contrario que otras especies pertenecientes a la misma familia de mariposas, son de hábitos diurnos.

Poseen un tamaño entre 2-2,5 cm. de envergadura, y como he comentado las podemos distinguir de otras especies porque tienen parte de las alas transparentes, con los bordes rojizos. El cuerpo es llamativamente tosco y está cubierto de una pilosidad similar a la de un abejorro. El abdomen muestra un anillo ancho marrón rojizo, detrás del cual se presenta manchas pilosas blancas amarillentas y negras en los laterales.



La puesta de huevos se realiza de uno en uno en el envés de las hojas. La longitud de la oruga puede alcanzar los 35 mm y es de un vivo color verde claro brillante, con dos líneas longitudinales a lo largo del dorso y con máculas laterales rojizas (anillos rojos alrededor de los espiráculos) y con un espolón abdominal rojo oscuro. Sus plantas nutríceas son las madreselvas (Lonicera xylosteum y Symphoricarpus racemosus). La crisálida es de color pardo oscuro, enterrada a muy poca profundidad, envuelta en un capullo. Inverna como pupa.

sábado, 23 de marzo de 2019

Colias hylae

Hace poco presenté a una mariposa de la Familia Peridiae, Subfamilia Coliadinae, Tribu Goniopterygini. Hoy presentaré otra de la misma Familia y Subfamilia pero de la Tribu Coliadini Swainson, 1827. Esta tribu engloba los siguientes géneros:
  • Colias  J.Fabricius, 1807
  • Eurymus  Horsfield, 1829
  • Ganura  Zetterstedt, 1839
  • Scalidoneura  Butler, 1871
  • Eriocolias  Watson, 1895
  • Coliastes  Hemming, 1931
  • Protocolias  Petersen, 1963
  • Mesocolias  Petersen, 1963
  • Neocolias  Berger, 1986
  • Palaeocolias  Berger, 1986
  • Eucolias  Berger, 1986
  • Similicolias  Berger, 1986
  • Paracolias  Berger, 1986

Encontrando en Europa solo los géneros Catopsilia Hübner, 1819 y Colias Fabricius, 1807 y en la Península Ibérica, que yo sepa, solamente este último.

El nombre del género Colias se debe a Fabricius, que probablemente quisiese hacer con él referencia a   la ciudad de Colias, en el Lacio, cerca de Roma, porque allí existía un templo de Afrodita, diosa de la belleza.

Este género incluye 85 especies distribuidas por Eurasia, África, América del Norte, Central y del Sur, que hibridan entre sí con relativa frecuencia y que presentan colores que van del blanco al naranja pasando por el amarillo. Todas estas especies se caracterizan por ser migratorias y no incorporar toxinas de las plantas para su defensa. La mayoría se encuentran en praderas templadas o tundra subártica. En la Península ibérica tenemos 4 especies de este género:
  • Colias alfacariensis
  • Colias crocea
  • Colias hyale
  • Colias phicomone

Colias hyale (Linnaeus, 1758)


Esa especie fue descrita originalmente a partir de ejemplares procedentes de Europa y Africa por Linnaeus, en 1758  y éste le dio el nombre de Papilio hyale.

El término Hyale probablemente derive del griego antiguo ύάλος que significa piedra transparente y de donde deriva la palabra ύάλινος  que significa “hecho de vidrio”.

Esta es una mariposa que se encuentran en la región Paleártica  distribuyéndose a lo largo de las regiones más calientes de Europa y en Asia hasta las montañas Altai.  La podemos ver en toda Europa central y meridional, el sur de Rusia y Asia Menor, pero no la encontramos en Portugal, Italia y Grecia. Es un migrante que llega en la primavera al sur de Inglaterra y Escandinavia. Las mariposas llegan a Europa entre abril y junio, y después se encuentran algunas esporádicas hasta el otoño, pues hay dos o tres generaciones al año, que están volando en abril y mayo, julio y agosto y septiembre y octubre.

Aparece en gran cantidad en las granjas del campo, aunque prefiere campos secos, tierras de barbecho y claros de bosques.  En ocasiones aparece en zonas de alta montañas y en el norte de Europa.

Esta especie tiene una envergadura de 40 a 45 milímetros (tamaño medio). En el reverso, la parte posterior del macho es amarilla clara, mientras que en la hembra es blanca , sin embargo ambos sexos tienen el vértice de forma triangular negra teñida con un punto transparente y negro. En el centro del ala posterior aparece una marca blanca rodeada de rosado.


Los huevos se incuban rápidamente y dan orugas con una cabeza verde y un cuerpo verde brillante con puntos negros en los flancos decorados con una franja blanquecina  o amarillenta con líneas naranja-rojas.

Pasa el invierno en forma de oruga, alimentándose de principalmente de alfalfa, aunque también come coronilla, trébol, meliloto, otras plantas similares y plantas leguminosas. Entre las plantas hospederas reportadas se encuentran Medicago sativa, Vicia cracca y especies no identificadas de los géneros Trifolium, Coronilla, Cytisus y Lotus.

El estadio de pupa dura solo unos días. La crisálida también es verde brillante con una franja amarilla.






viernes, 22 de marzo de 2019

Gonepteryx rhamni


Hablemos de una especie perteneciente al Orden Lepidoptera, Suborden Glossata, Infraorden Heteroneura, División Ditrysia, perteneciente a una de ellas siete familias de los Papilionoideos de la que ya he hablado en alguna ocasión (al presentar a Pontia daplidice, la blanquiverdosa o mariposa de la mostaza y a Pieris brassicae, la blanca de la col), me refiero, por supuesto, a la Familia Pieridae.

Si recordamos, las mariposas pertenecientes a esta familia tienen reversos de colores amarillo, blanco y también a menudo con verdes. Los anversos son blancos-amarillos con los ápices negros (raramente naranja), el borde alar es enteramente redondeado y casi nunca presentan colas o bordes aserrados. Son mariposas con dimorfismo sexual muy marcado en algunas ocasiones y de tamaño mediano.

La familia Pieridae la subdividimos en cuatro subfamilias:

Pseudopontiinae (1 solo género, Pseudopontia, con 5 especies)
Dismorphiinae (7 géneros)
Pierinae (55 géneros)
Coliadinae (18 géneros)

La Subfamilia Coliadinae actualmente se considera que engloba 18 géneros (con al menos 180 especies) sustentados principalmente en diferencias de la inervación de las alas y las estructuras genitales, y respaldados por análisis filogenéticos basados en características morfológicas y moleculares. Esta subfamilia está representada en todas las grandes biorregiones, aunque el mayor número de especies se encuentra en la región Paleártica, con 52 especies, seguido de la región Neotropical, con 46. Los géneros que comprende esta subfamilia se pueden organizar en tres tribus y un linaje basal, con un género de colocación no muy clara. A continuación muestro los taxones, incluidas algunas en orden filogenético, desde los linajes más antiguos hasta los más modernos:

  • Linage Basal
Kricogonia Reakirt, 1863
Nathalis Boisduval, [1836]
  • Tribu Euremini
  • Tribu Goniopterygini
  • Tribu Coliadini
  • Incertae sedis
Gandaca Moore, [1906]

Las especies de la Subfamilia Coliadinae no poseen vena precostal en las alas posteriores y se caracterizan esencialmente porque en las alas anteriores, la vena Medial 1 no sale directamente de la celda (tiene su origen en la Radial 5).

Dentro de la tribu Goniopterygini tenemos el género Gonepteryx Leach, 1815 que se caracteriza porque presenta un saliente en pico tanto en el margen externo de las alas anteriores, como en el ángulo anal de las posteriores, la zona submarginal es del mismo color que el resto del ala y sin escamas negras. En el anverso de las alas anteriores destaca una mancha negra muy nítida sobre las venas discoidales y la zona submarginal tiene escamación negra predominante, englobando una hilera de manchas claras.

Este género incluye 10 especies:

  • Gonepteryx acuminata
  • Gonepteryx amintha
  • Gonepteryx cleobule
  • Gonepteryx cleopatra
  • Gonepteryx farinosa
  • Gonepteryx maderensis
  • Gonepteryx mahaguru
  • Gonepteryx maxima
  • Gonepteryx nepalensis
  • Gonepteryx rhamni

pero en la península iberica tenemos solamente dos: Gonepteryx cleopatra (Linnaeus, 1767) y Gonepteryx rhamni (Linnaeus, 1758)

Gonepteryx rhamni (Linnaeus, 1758)

La palabra Gonepteryx deriva del griego goonia que significa ángulo + “pteryx, -igos” que significa ala. La palabra Rhamni deriva sin embargo del latín rhamnus, en referencia al aladierno (Rhamnus alaternus) la planta nutricia de las orugas de esta mariposa.

Esta mariposa fue descrita originalmente por Linnaeus, en 1758 que la llamó Papilio rahmni,

Es una especie muy extendida, desde las regiones templadas del Paleoártico desde el norte de África a través de toda Europa y Asia hasta Siberia del este. En España se da sobre todo en el norte, aunque es frecuente también en Sierra Nevada (subespecie meridionalis, descrita por Rober, en 1907, en Argelia). Habita zonas de bordes y claros de bosques con arbustos, prados y herbazales. En ocasiones se la ve en los bosques de rivera asociados a arroyos y pequeños ríos. Desde el nivel del mar hasta los 2.000 m sobre el nivel del mar. Es frecuente en el piso supramediterráneo. Las poblaciones suelen estar muy localizadas y son muy sensibles a los déficits hídricos.



Su envergadura es de 40 a 55 milímetros. Presenta un evidente dimorfismo sexual. El macho tiene el anverso de color amarillo limón, con un pequeño punto rojizo en cada ala, siendo el reverso similar y además tiene un pequeño saliente en el borde, cerca del ápice. La hembra tiene el anverso de un tono blanco-verdoso, con el reverso similar y uniforme. Como siempre pliegan sus alas en la posición de reposo o al volar, observar el anverso de esta mariposa es muy difícil, salvo cuando está volando, momento en el que las hembras se parecen más a las blancas. El macho de Gonepteryx carece en el anverso alar del par delantero, de la gran mancha discal y postdiscal de color anaranjado intenso que que posee la G. cleopatra, cosa que ayuda a diferenciarlas y tienen una coloración de color verde más o menos pálido, que se hace un tanto amarillenta en el par delantero desde la celda hasta la zona marginal interna.



La Zona marginal del par alar delantero de Gonepteryx rhamni (tanto en machos como en hembras), medida que nos acercamos al ápice presenta un perfil con una forma curvada más o menos continua

La amplitud del ángulo que se forma en el par trasero en la zona marginal a la altura de v3 (las que parecen “colas”) son bastante afiladas (ángulo agudo), otra cosa que ayuda a diferenciarla de G cleopatra.

Esta mariposa vista por su reverso, que es lo mas habitual, carece en su par de alas delantero justo encima de la celda, a la altura de la vena mediana, de la tenue línea de color amarillento/anaranjada que posee la hembra de Gonepteryx cleopatra.


Gonepteryx rhamni ss la mariposa de mayor esperanza de vida entre todas las mariposas de Europa central. Hiberna los meses más fríos del año, desde Septiembre hasta el comienzo de la primavera. Se esconde en cavidades de los árboles, en grietas de las rocas, bajo piedras y, a veces, también entre hojas caídas al suelo. Entre las plantas que con preferencia usan para este periodo de inactividad, destaca la hiedra. Su capacidad para soportar las heladas y el frío intenso reside en una mezcla de proteínas y sales que poseen en su fluído corporal.



Se reproduce una sola vez al año (entre mayo y agosto). La hembra realiza la puesta de huevos depositándolos de uno en uno y posteriormente en pequeños grupos en las yemas de los brotes tiernos de rhamnus, efectuándose la fase de crisálida en la misma planta. De los huevos salen unas orugas verdes que viven de tres a cinco semanas que descansan siempre en el nervio central de la hoja que roe y luego se transforman en crisálidas verdes y angulosas. Entre sus plantas nuctricias se han descrito Rhamnus alaternus (alaierno, prezuera), Rhamnus catharticus (espino cerval) y Frangula alnus (arraclán). La crisalida es de color verde claro, con la zona torácica muy abultada y con una línea lateral longitudinal amarillenta. La pupación se produce en los tallos de la planta nutricia o debajo de una hoja. La mariposa sale de la crisálida en junio o julio y, tras un breve período de actividad, encuentra un lugar donde esconderse en donde pasa el verano estivando. Después de esto, está volando de nuevo a principios del otoño, lo que muchas veces se toma como una segunda generación.

jueves, 21 de marzo de 2019

Pyrrhosoma nymphula

La primavera pasada presenté varios insectos del Orden Odonata. De entre los que mostré, algunos pertenecían al Suborden Zygoptera:
  • Calopteryx haemorrhoidalis (Vander Linden, 1825)
  • Calopteryx xanthostoma (Charpentier, 1825)
  • Calopteryx virgo (Linnaeus, 1758)
  • Ischnura elegans (Vander Linden, 1820)
   
Hoy voy a hablar de otro caballito del diablo, perteneciente a la  Superfamilia Coenagrionoidea, Familia Coenagrionidae, como Ischnura elegans, por lo que al que quiera saber algo mas de esta superfamilia y esta familia, le remito al escrito que hice sobre Ischnura elegans.


Ahora solamente recordaré que en la península Ibérica existen 14 representantes de esta familia distribuidas en seis géneros:
  • Género Pyrrhosoma (1 especie)
  • Género Ischnura (3 especies)
  • Género Coenagrion (6 especies)
  • Género Enallagma (1 especie)
  • Género Erythromma (2 especies)
  • Género Ceriagrion (1 especie)

El  caballito del diablo del que hablaré hoy pertenece al Género Pyrrhosoma. Este género se caracteriza por una coloración general roja y negra; las patas son totalmente negras; la cabeza muy peluda, con el occipucio carente de mancha clara; las alas posteriores tienen el pterostigma claramente más largo que la celdilla subyacente y continuado, entre la vena costal y la radial, por una fila de celdillas no divididas; los cercos aproximadamente de igual longitud que los cercoides.

Me fue bastante fácil reconocerlo, pues si revisáis la clave dicotómica que en su día puse para diferenciar los caballitos del diablo que podemos encontrar en nuestra península, veréis que comenzaba así:

1 Abdomen rojo..........2
- Abdomen con una mezcla de negro y azul..........3

2 Patas y pterostigma negros..........Pyrrhosoma nymphula (Agrion rojo grande)
- Patas rojas. Pterostigma rojizo en  machos..........Ceriagrion tenellum (Agrion rojo chico)

Pues bien, como estaba viendo un caballito del diablo con el cuerpo de color rojo pero patas y pterostigmas negros, inmediatamente lo identifiqué sin mas problemas como

la especie Pyrrhosoma nymphula (Sulzer, 1776)

La palabra Pyrrhosoma deriva del griego pyrhos que significa rojo + soma que significa cuerpo. El término nymphula es el diminutivo de nymphe, otra palabra griega que significa novia.

Este caballito del diablo se suele encontrar junto a aguas de arroyos de poco caudal, así como en aguas algo estancadas y con exuberante vegetación de ribera, como juncos y eneas. aunque también puede verse en  las riberas de los grandes ríos.


Aparecen ya a primeros del mes de marzo en las zonas meridionales de su área de distribución, que comprende gran parte de Europa y el norte de África. En España es más frecuente en la zona norte de la Península Ibérica que en el sur.


Tienen una longitud de 33-36 mm y una envergadura del ala posterior de 19-24 mm. Se caracteriza por por un cuerpo vigoroso con el dorso rojo oscuro y la zona ventral de color amarillento, mientras que la cabeza y las patas son negras. Los ojos son rojos con líneas oscuras. Las bandas laterales del tórax en los machos adultos son roja y amarilla; en las hembras y machos inmaduros son ambas amarillas. Los machos tienen además una marca negra con forma aguda. El abdomen es de color rojo intenso, con diversas marcas negras que son diferentes en los machos y en las hembras y que también pueden variar de unos ejemplares a otros, pero casi siempre los segmentos 7, 8 y 9 son completamente negros.  las hembras presentan tres coloraciones diferentes del abdomen: las hembras de la forma melanogaster tienen el dorso del abdomen negro (de S2 a S9), las de la forma erythogastrum son rojas como los machos, y las de la forma fulvipes tienen el abdomen rojo con excepción de algunos segmentos que son negros. Todas se diferencian del macho por el abultamiento de la zona anal y el ovipositor. El Pterostigma del ala se ve rojizo u oscuro dependiendo de la incidencia de la luz.


Los machos son muy territoriales y mantienen vigilado su territorio expulsando a cualquier intruso. Suele posarse en horizontal o diagonal, con las alas cerradas sobre el abdomen o ligeramente abiertas. Suele pasar desapercibida, siendo difícil de detectar.

La actividad de los imagos o adultos comienza a primeros de marzo, en las áreas más cálidas (costeras). Como otros odonatos, pasan gran parte de su vida como ninfas en medio acuático. Estas sufren varias mudas antes de realizar la última, que es al aire libre, de la que surgirá el adulto. La alimentación de las ninfas es a base de pequeños invertebrados, renacuajos y huevos de distintos animales. Los adultos se alimentan básicamente de pequeños insectos que capturan al vuelo, siendo muy voraces, alimentándose de grandes cantidades de pequeños insectos.  Las puestas se llevan a cabo en tandem, los machos sujetan con sus cercos a las hembras que  depositan los huevos en el agua sumergiendo su abdomen. Las larvas se desarrollan en el agua, entre la vegetación acuática y su desarrollo dura dos años. Se alimentan de insectos acuáticos larvas, protozoos, rotíferos o pequeños crustáceos y para realizar la última muda, trepan por un tallo a la parte aérea de la planta, donde se fijan hasta su transformación en imagos.


En esta fotografía se aprecia bien su tamaño, pues se coló un díptero intruso que quería salir también en la foto y se puede comparar bien sus tamaños.